Es mucho más fácil asumir la responsabilidad de un error cuando se ve como una oportunidad de aprendizaje en lugar de algo de lo que haya que avergonzarse.

Si vemos los errores como malos o con culpa podemos sentirnos desanimados y llegar a ser defensivos, evasivos, críticos de los demás o de nosotros mismos.

Cuando los errores se ven como oportunidades para aprender, reconocerlos parecerá una aventura emocionante. «Me pregunto qué aprenderé de ésto?»  El perdón de uno mismo es un elemento importante de la  primera R de la Recuperación.

¿Alguna vez ha dicho que lo sentía a un niño? Si es así, ¿cómo respondió ese niño? Esta pregunta se hace durante muchas conferencias de Disciplina Positiva alrededor del mundo, y la respuesta es universal. Cuando los adultos se disculpan sinceramente, los niños suelen decir: «Está bien mamá» (o papá, o maestro). Los niños pueden sentirse enojados y resentidos en respuesta a un comportamiento irrespetuoso de un minuto atro (y los adultos probablemente lo merecen) y cambian al perdón total cuando el adulto dice: «Lo siento».

Las dos primeras Rs de Recuperación- (reconocer y reconciliar) –crear una conexión antes de la tercera R, trabajando en soluciones.  IMPORTANTE: Intentar trabajar en soluciones antes de crear una conexión es totalmente improductivo.

Ninguno de nosotros somos padres perfectos, así que no sólo necesitamos enseñar a nuestros hijos que los errores son oportunidades maravillosas de aprender, sino que también debemos practicar esta habilidad. Como seres humanos es común para nosotros llegar a engancharnos emocionalmente y perder nuestro sentido común (volver a nuestro cerebro reptiliano). Entonces reaccionamos sin pensar en vez de actuar reflexivamente.   Una cosa que me gusta de los principios de Disciplina Positiva es que no importa cuántos errores se cometan y no importa cuántos líos yo crea de mis errores; siempre puedo volver a los principios, aprender de mis errores, limpiar el lío que he hecho y hacer las cosas mejor de lo que habían sido antes de los errores.

Educar PositivaMENTE a sus hijos/alumnos es también ser modelo, ellos dejarán de ocultar o mentir cuando vean que los errores pueden resolverse sin sentirse atacados o criticados por sus acciones. Ingresa al siguiente link para obtener mayor información:  Asesoría personalizada

Deseas imprimir o compartir esta herramienta, acá puedes acceder a un PDF:  Recuperarse de los Errores

Suscríbete a nuestro blog por correo electrónico

Ingresa tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevos artículos o eventos.

Te has suscrito satisfactoriamente!

Pin It on Pinterest

Share This