Hemos buscado y  no hemos podido encontrar a un solo adulto que jamás haya dicho una mentira cuando era niño.  De hecho, no hemos podido encontrar a muchos adultos que nunca mientan ahora de adultos.  ¿No es interesante observar lo molestos que los padres se sienten cuando sus hijos no dominan una virtud que ellos mismos no dominan? No resaltamos este punto para justificar la mentira sino para demostrar que los niños que mienten no son defectuosos ni inmorales.  Debemos ocuparnos de las razones por las cuales los niños mienten antes de poder ayudarles a abandonar su necesidad de mentir.  Generalmente, los niños mienten por las mismas razones que los adultos lo hacen:  se sienten atrapados, temen al castigo o al rechazo, se sienten amenazados o simplemente piensan que mentir hará las cosas más fáciles para todos.  Mentir a menudo es una señal de baja autoestima.  Las personas creen que necesitan aparentar ser mejores porque no saben que son lo suficientemente buenos tal cual son.

Sugerencias

  1. Deje de hacer preguntas estructuradas que invitan a mentir. Una pregunta estructurada es aquella de la que usted ya conoce la respuesta.  En lugar de decir “¿recogiste tus juguetes? Diga, “Me doy cuenta  que no has recogido tus juguetes ¿Cuándo piensas recogerlos?
  2. Sea honesto consigo mismo. Diga:  “Eso no me suena a la verdad.  La mayoría de nosotros no decimos la verdad cuando nos sentimos atrapados, asustados o amenazados de alguna manera.   ¿Por qué no hacemos una pausa ahora? Más tarde estaré disponible si quiere compartir conmigo lo que está sucediendo”
  3. Enfóquese en soluciones y no en la culpa. “Qué debemos hacer para que las labores domésticas se hagan?  En lugar de decir ¿Ya hiciste las labores domésticas que te corresponden?”

Planteando por anticipado para prevenir futuros problemas:

  • Hágales saber a sus hijos que son amados incondicionalmente. Muchos niños mienten porque temen que la verdad decepcione a sus padres.
  • Comparta con sus hijos momentos en lo que fue difícil para usted decir la verdad, pero decidió que era más importante experimentar las consecuencias y mantener el respeto a sí mismo. Asegúrese de hacer esto por compartir honestamente y no por dar un sermón.
  • Muestre agradecimiento. “Gracias por decirme la verdad.  Sé que fue difícil y admiro la forma en que estás dispuesto a asumir las consecuencias.  Sé que podrás manejarlas y aprender de ellas.

 

Algunos consejos….

  • Muchos niños mienten para protegerse del juicio o la crítica porque cuando los adultos dicen que son malos, ellos lo creen, y es claro que quieren evitar este tipo de dolor.
  • Recuerde que lo que su hijo es ahora no es lo que será para siempre. Si su hijo dice una mentira no reaccione exageradamente a su conducta llamándolo mentiroso.
  • Enfóquese en fomentar cercanía y la confianza en su relación en lugar de enfocarse en el problema de conducta.  Ésta es generalmente la manera más rápida de disminuir la conducta que encuentra usted censurable.

Únete a nuestra comunidad de aprendizaje, juntos buscamos a través de experiencias vivenciales,  opciones respetuosas para acompañar a nuestros pequeños/as, te invitamos a nuestro taller (click acá):   DISCIPLINA POSITIVA PARA PREESCOLARES, allí compartiremos herramientas que te ayudarán a evitar peleas de poder, promover rutinas, moderar berrinches, peleas entre hermanos, etc.

 

 

 

 

 

*Resumen Disciplina Positiva de la A-z Jane Nelsen.