La auto confianza en nuestros niños/adolescentes se fomenta a través de la adecuada percepción  de cómo los abordamos.  El animarlos asertivamente  implica estimular el auto-concepto y  la auto-evaluación mientras que el elogio estimula la adicción a la aprobación y dependencia.

Existen dos elementos importantes para  diferenciar: ANIMAR versus ELOGIAR, pueden ser difíciles de comprender para aquellos que han visto resultados inmediatos al elogiar a los niños/adolescentes.  Se observa como los niños responden al elogio con satisfacción, “100 puntos campeón!!!”.    Sin embargo, se reflexiona muy poco acerca de los efectos que éste tiene a largo plazo.  El elogio no es alentador, ya que enseña a los niños a convertirse en «adictos a la aprobación.»  Ellos aprenden a depender de otros para evaluar su eficacia. El animar conduce a la auto reflexión y auto-evaluación.

El  elogio es como un caramelo. Unos cuantos  pueden ser muy satisfactorios. El exceso puede causar problemas.  La conciencia es la clave. Ten en cuenta si tus hijos/alumnos se están convirtiendo en adictos a la necesidad de elogio y aprobación todo el tiempo. Por ejemplo: ¿Así está bien?  ¿Te gusta? ¿Cómo lo hice?

Si deseas realmente generar auto-confianza en tus hijos/alumnos debes parar y pensar antes de hacer declaraciones que se han convertido en habituales.  El Estímulo fomenta el desarrollo de personas que quieren ser, de sentirse capaces, de ser resistentes.

Cómo fomentar Animo Emocional:

Las herramientas de disciplina positiva como las siguientes están diseñadas para ser animar asertivamente a los niños:

  1. Las reuniones familiares donde los niños aprenden a dar y recibir cumplidos y aprenden a través de una lluvia de ideas a  solucionar problemas por sí solos.
  2. Preguntas de Curiosidad,  invitan a los niños a pensar en lugar de qué pensar y darles un sentido de la opción de utilizar su poder personal para la responsabilidad social.
  3. Los errores como oportunidad para aprender, seguir adelante para que los niños tengan la oportunidad de aprender y crecer de la experiencia de sus errores  y todo.
  4. Mostrar confianza y fe en los niños, para que puedan desarrollar fe en sí mismos.  Confíe en que ellos pueden… Hágaselos saber.  No interprete que ellos lo saben.
  5.  Pasar tiempo especial para asegurarse que el mensaje de amor está presente. Mejore su relación afectiva a través de momentos que ayuden a unirlos, que sean espacios para compartir no para sermones o regaños.

El uso exitoso de ánimo requiere actitudes de los adultos de respeto, el interés por el punto de vista del niño, y el deseo de ofrecer oportunidades a los niños a desarrollar habilidades para la vida que conduzcan a la independencia de sí mismos a partir de las opiniones negativas de los demás.

Semana a semana compartiremos herramientas que motiven la cercanía, comunicación y cooperación….