Aunque escuchar es el principal ingrediente de la comunicación, es la habilidad menos desarrollada.  Cuando los padres preguntan:  ¿Por qué mis hijos no me escuchan?. Te invito a que analices si estás utilizando una o más de estas seis barreras que puedan impedir comunicarte afectiva mente con tus hijos:

Seis barreras para Escuchar

  1. Intervienes para componer o rescatar y así ser un buen padre, en lugar de escuchar mientras tus hijos tratan de entender las cosas por sí mismos.
  2. Tratas de disuadir a tus hijos de sus sentimientos o percepciones para que tengan las percepciones y sentimientos  «correctos».  Ejemplo:  Eso no debería de enojarte!!.
  3. Das explicaciones defensivas sobre tu punto de vista.
  4. Interrumpes para dar una lección sobre moralidad o valores.
  5. Tomas como algo personal lo que tus hijos dicen y dejas que sus propios asuntos sin resolver obstaculicen la comunicación.
  6. Utilizas lo que tus hijos dicen en su contra para castigar, criticar, ofender, y sermonear

Una de las principales claves para escuchar, es estar en silencio.  Guarde silencia cuando escuches, porque no se puede hablar y escuchar al mismo tiempo.  Sabemos lo difícil que es estar en silencio mientras escuchas, pues requiere de una gran disciplina.  Significa no ceder ante la tentación de emplear alguna de las seis barreras para escuchar, especialmente la primera.  Es muy difícil darse cuenta que a menudo nuestro hijos no necesitan soluciones simplemente necesitan ser escuchados, comprendidos y tomados en serio.  ¡Eso es todo!.

Habilidades que te ayudarán a escuchar para comprender

Las siguientes habilidades son efectivas únicamente cuando estás sinceramente interesado en comprender el mundo de tus hijos y estar dispuesto a respetar su realidad.

  1. El sentimiento que está detrás de lo que haces es más importante que lo que haces.    Escuchar eficientemente requiere de un lenguaje corporal totalmente abierto para indicar tu interés. Guardar silencio y leer un papel o pensar en algo más no cuenta.
  2. Respeta las realidades separadas.  Mantente abierto al hecho de que existe más de una forma de ver las cosas.
  3. Muestra empatía.  («entiendo por qué te sientes así o lo ves de esa forma»)
  4. Se lo suficientemente curioso para tratar de comprender el punto de vista de tu hijo o hija.

Ser curioso significa tener presente que las únicas preguntas que realizaremos serán aquellas que nos generen mayor información por parte de nuestro hijo.  Por ejemplo:  «¿Cómo te sentiste?, ¿Qué es importante para ti?, ¿Puedes darme un ejemplo de algo que yo haga que te hace enojar? / No se justifique, sólo escuche!).  Y la última pregunta («Hay algo más que te esté molestando?) es la que merece mayor exploración.  Muchos padres nos han comentado que al recordar hacer esta pregunta en particular una y otra vez les ha ayudado para entrar en el mundo de sus hijos y comprender el fondo de las cosas más que cualquier cosa que haya hecho.

Recuerda que lo más importante siempre será la relación con tus hijos.  Nadie los conoce mejor que tú.  Si necesitas apoyo y consejería para avanzar en tus habilidades como padre, llena el formulario de contacto y con gusto me comunicaré contigo, adicional puedes suscribirte a nuestro Blog (Ve abajo de la página)  donde llegarán a tu correo herramientas que ayudarán a ser cariñosamente firme con tus hijos.

Nancy / Postive Discipline Parenting and School Educator.

(Doble Click)

Actividades Formativas Disciplina Positiva

[contact-form to=’njuarez.cedep@gmail.com’ subject=’Herramientas que conectan’][contact-field label=’Nombre’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Correo electrónico’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’No. Teléfono’ type=’text’/][contact-field label=’Comentario’ type=’textarea’ required=’1’/][/contact-form]