Ayudar a nuestros chicos a que exploren las consecuencias de sus elecciones es muy diferente a  imponerles consecuencias.

Explorar invita a los niños a pensar y buscar opciones por sí mismos y a decidir lo que es importante para ellos y decidir lo que quieren.  El resultado final es enfocarse en las soluciones a los problemas en vez de enfocarse en las consecuencias.  Imponer consecuencias, a menudo, invita a la rebeldía y al pensamiento defensivo y no al pensamiento explorador.

La clave para ayudarlos  a explorar es dejar de decirles las cosas y empezar a hacer preguntas abiertas.

Con mucha frecuencia los adultos decimos a los niños qué fue lo que pasó o lo que está mal, qué lo causó, cómo debe de sentirse, qué debe aprender y qué tiene que hacer.  Es mucho más respetuoso, motivarlos e invitarlos a que desarrollen habilidades si les preguntamos qué pasó, qué está mal, qué cree que lo causó, cómo se siente al respecto, qué ha aprendido, qué ideas tiene para resolver el problema o de qué manera puede utilizar en el futuro lo que ha aprendido.  Este el el verdadero significado de la educación,  la cual viene del latín educaré, que significa «hacer salir».  A menudo tratamos de  meter información en lugar de hacerla salir, y luego nos preguntamos por qué los niños no aprenden.

Preguntas sugeridas:

  • ¿Cómo te sientes con respecto a lo que sucedió?
  • ¿Qué crees que lo haya causado?
  • ¿Cómo pueden solucionar esta situación?
  • ¿Qué aprendiste de esto?

En Disciplina Positiva las llamamos Preguntas de Curiosidad, ya que es importante no tener un libreto para ellas.  Lo importante es entrar al mundo de sus hijos/alumnos.

Habrá notado que ¿Por qué? no es una de las preguntas sugeridas, y el motivo es que, a menudo ¿Por qué? suena acusatorio e invita a ser defensivo.  En realidad, todas las preguntas pueden hacerse en un tono acusatorio.  De hecho, el ¿Por qué? funciona cuando los niños sienten que usted está realmente interesado en su punto de vista.  Los siguientes principios te ayudarán a emplear preguntas de curiosidad:

  1. No haga preguntas si cualquiera de los dos está molesto.  Espero hasta que ambos estén tranquilos.
  2. No siga un libreto.  Las preguntas de curiosidad dependerán de la situación, tampoco espere que el niño/adolescente responda lo que usted desea.  Únicamente deberá en causarlas al respeto mutuo.
  3. Haga preguntas de curiosidad desde su corazón.  Utilice su sabiduría para guiarse hacia el mundo de su chico y mostrar empatía y aceptación.

Recuerda que lo más importante siempre será la relación con tus hijos.  Nadie los conoce mejor que tú.  Si necesitas apoyo y consejería para avanzar en tus habilidades como padre, llena el formulario de contacto y con gusto me comunicaré contigo, adicional puedes suscribirte a nuestro Blog (Ve abajo de la página)  donde llegarán a tu correo herramientas de forma que te ayudarán a ser cariñosamente firme con tus hijos.

Nancy / Postive Discipline Parenting and School Educator.

TALLERES DISCIPLINA POSITIVA DICIEMBRE

[contact-form to=’njuarez.cedep@gmail.com’ subject=’Consejería a padres’][contact-field label=’Nombre’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Correo electrónico’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’Teléfono’ type=’text’ required=’1’/][contact-field label=’Comentario’ type=’textarea’ required=’1’/][/contact-form]